Aventurate en los extraordinarios paisajes Bolivianos.

0
1222

Existe una leyenda de origen aimara que habla de tres antiguos dioses: Tunupa, Kusku y Kusina. Según se recuerda todavía en el suroeste de Bolivia, Kusku, marido de Tunupa, engañó a ésta con Kusina. Las lágrimas de Tunupa fueron de tal calibre que dieron lugar a un gran lago salado. Han pasado los siglos, pero aquel lago de lágrimas sigue exactamente en el mismo sitio, aunque escondido bajo un gran estrato de sal. Se lo conoce como Salar de Uyuni (aunque algunos lugareños prefieren Salar de Tunupa) y es, probablemente, uno de los paisajes más increíbles que existen en el planeta: el efecto óptico que propicia la sal cuando la cubre una fina capa de agua hace que pasear por su blanca superficie sea como dar un paseo por las nubes.

Leyendas aparte, Uyuni es un inmenso océano mineral que ocupa una superficie de 12.000 kilómetros cuadrados en la región boliviana de Potosí. El salar más grande del mundo, que los científicos utilizan para calibrar los altímetros de los satélites gracias a su inacabable uniformidad y sus cielos despejados. Un paraje inabarcable situado a más de 3.500 metros sobre el nivel del mar que se ha convertido en una de las visitas imprescindibles en un viaje por Bolivia, aunque las pésimas comunicaciones internas en el país andino dificultan mucho el acceso: desde La Paz y Sucre es posible tomar un autobús hasta Uyuni, que cuenta también con un pequeño aeródromo, pero el acceso más habitual se realiza desde San Pedro de Atacama, al norte de Chile.

La fórmula más extendida es alquilar un 4×4 con guía en este pueblo chileno. Los tours regulares suelen ser de cuatro días (tres noches) y realizan un recorrido de ida y vuelta hasta San Pedro, El recorrido desde Atacama permite al viajero conocer otros parajes de gran belleza del sur de Bolivia

La Reserva Nacional Eduardo Avaroa, se encuentra escondida entre las alturas de la Cordillera de los Andes, en el rincón más suroccidental de Bolivia, el área protegida más visitada del país, con al menos 40 000 visitantes al año.

Las montañas de la Reserva son las montañas andinas más altas de la frontera de Bolivia con Chile y Argentina. Están salpicadas con volcanes en erupcion, fuentes termales, geiseres  humeantes y fumarolas donde se ubican la Laguna Colorada, que concentra una de las mayores comunidades de flamencos del mundo y cuyas algas microscópicas le otorgan su característico color rojo, así como la Laguna Verde, a los pies del volcán Licancabur (5.800 metros) y cuyo color se debe al azufre y al magnesio de la zona. O los geiseres y fumarolas que expulsan agua a más de 90 grados de temperatura. También se puede disfrutar de paisajes oníricos como el llamado desierto de Dalí (Pampa Jara), el árbol de piedra (en el desierto de Pama Sinoli) o la montaña arcoíris. Y para acabar, nada mejor que un baño en las aguas termales de Polques.

0/5 (0 Reviews)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here